CONCLUSIONES
SOBRE LA COMPOSICIÓN DE LOS PAISAJES ESPAÑOLES
Inicio >
De Metodología 
De Composición 
De Configuración 
De Evolución
F. Responsables
Ecológicas
PENÍNSULA Y BALEARES
 
Presentan una composición muy diversificada, en la que predominantemente se entremezclan componentes teselares agrícolas, sílvicos y de matorral.
 
Los componentes teselares del TUC dehesa se caracterizan por su bajo grado de asociación con los restantes TUC, por lo que no suelen entremezclarse y tienden a aparecer en paisajes agroforestales muy puros (el 67,2% son matriciales puros).

Se ha desarrollado una sencilla taxonomía para clasificar los paisajes españoles según su composición, que ha demostrado su eficiencia para identificar de manera rápida todo tipo de paisaje rural.
Los paisajes peninsulares y baleares se agrupan según Clases de composición:
 
                  Paisajes sílvicos: 33,2 %
                  Paisajes agrícolas: 27,8 %
                  Paisajes matorralizados: 19,6 %
                  Paisajes agroforestales. 10,8 %
                  Paisajes repoblados: 7,0 %
 
Predominan los paisajes matriciales (un TUC supone más del 50% del paisaje) con un 69,4% frente a los no matriciales (30,6%).

La composición de los paisajes peninsulares y baleares presenta un gradiente coincidente con el gradiente de aridez climática: En las zonas húmedas, subhúmedas y subáridas predominan los paisajes forestales mientras que en las zonas áridas e hiperáridas lo hacen los paisajes agrícolas.

Destacan por su mayor pureza los paisajes agrícolas junto con los adehesados, localizados estos últimos predominantemente en las comarcas ácidas. Así, los paisajes agrícolas presentan un muy elevado número de paisajes matriciales (88,9%). Ha quedado demostrada la preponderancia de los factores geoclimáticos sobre el resto de factores que condicionan la composición de los paisajes peninsulares y baleares de España.
 
Los paisajes mediterráneos españoles son muy ricos y están bastante diversificados en elementos teselares. Dentro de este carácter general, los paisajes subhúmedos e hiperáridos son los más pobres y menos diversificados.

Los paisajes repoblados son los que presentan mayor riqueza, mientras que los sílvicos y los agrícolas son los más pobres.
 
Los paisajes agrícolas son los de composición menos diversa y los paisajes forestales son los más diversos, pudiendo establecerse dentro de estos últimos diferencias entre los sílvicos y matorralizados y los repoblados y pascícolas, siendo estos últimos más diversos.

Así, puede decirse que los paisajes repoblados son muy ricos y muy diversos, los sílvicos poco ricos y algo diversos y los agrícolas poco ricos y poco diversos.

PAISAJES CANARIOS

Los paisajes canarios son menos diversos y menos ricos que los peninsulares y baleares. Los paisajes más ricos y diversos se encuentran en las zonas de altitud media de las islas.

En los paisajes canarios, matorral, cultivo, lítico y bosque son los TUC más abundantes por este orden. Destaca la elevada presencia de lítico en comparación con la zona peninsular y balear. Los componentes teselares del TUC lítico se caracterizan por su asociación con los TUC cultivo y matorral.
 
La gran mayoría de los paisajes canarios son matriciales (88,8%), y de estos más de la mitad (62,5%) son puros.
Los paisajes canarios se agrupan según Clases de composición:
 
                  Paisajes matorralizados: 44,5 %
                  Paisajes líticos: 22,2 %
                  Paisajes agrícolas: 22,2 %
                  Paisajes sílvicos: 11,1 %

Los paisajes líticos se presentan en las cotas más bajas de las islas, si bien la rupicidad también es elevada en las zonas altas de las islas occidentales.
 
Introducción
> Resumen
> Participantes
> Objetivos
> Metodología
> Proceso
   Metodológico
> Análisis
   Estático
> Análisis
   Dinámico
Inicio
Introducción
Metodología
Conclusiones
> Metodología
> Composición
> Configuración
> Estructura
> Dinámica
Glosario
> Factores
> Trascendencia
Conclusiones >
De Composición
> Evolución
De Estructura
De Dinámica